57 consejos para startups

Ya hay un montón de listas sobre lecciones para startups escritas por gente con mucho talento y experiencia, pero me gustaría añadir otra. He aprendido estas lecciones de la forma más difícil durante los pasados cuatro años. Si estás empezando un negocio, espero que estés yendo por un camino más sencillo.

Derechos de Imagen de Fotolia

Gente

1. Si no puedes conseguir rentabilidad con un equipo de 2 a 4 empleados en un periodo de 6 meses – 1 año, algo va mal. (Puedes escoger no ser rentable, pero debe ser tu decisión, no la del mercado).

2. Divide las participaciones con tu equipo inicial de forma equivalente.

3. Ten siempre un calendario de adquisiciones.

4. Toma la mayoría de decisiones de forma consensuada, pero ten un CEO que tome decisiones finales. Tenlo claro desde el primer día.

5. Debes ganarte tu autoridad como CEO. Empiezas de cero, por lo que crecerá si vas cosechando victorias y se diluirá si fracasas. No uses la autoridad que aún no te has ganado.

6. La moral existe y te va a perpetuar. Si trabajas mucho sin conseguir éxitos, tus inversores, trabajadores, familia y tú mismo perderéis la fe. Trabaja duro para no caer en esta posición.

7. Escoge tu equipo inicial de forma cuidadosa. Todos deben querer trabajar, y tener una habilidad específica que tú no posees, siendo extremadamente efectivos y pragmáticos. Todos deben tener una visión única del producto y la empresa.

8. El estándar que has usado en el pasado es el que debes aceptar. Ten un conjunto de reglas que no sean negociables y que te importen, y aplícalas.

9. Despacha la gente que crea problemas, la que es improductiva, que no genera confianza, no tiene visión de producto o no es pragmática. Hazlo rápido.

10. Un poco de roce es bueno. Mucho es matador. Echa la gente que genere demasiados roces. Un buen trabajo + mala actitud = a la calle.

Levantar inversión

11. Si debes dar más del 15% de tu empresa en cualquier ronda de inversión, lo estás haciendo mal. No te va a hacer ningún bien.

12. Si aún no te has ganado el respeto de la gente, levantar una inversión basándote en las métricas que tienes es mejor que hacerlo basándote en una historia. Si debes basarte en una historia y no tienes reputación, lo estás haciendo mal.

13. Trata tu discurso de captación de inversores como un producto mínimo viable. Pruébalo y mejóralo con cada nueva interacción.

14. El consejo de los inversores suele ser bueno para optimizar y escalar el negocio. Escúchales.

15. Los consejos de los inversores no suelen ser buenos para crear un producto mágico. Nadie te puede ayudar a hacerlo, es tu trabajo.

16. No te enamores con los procesos de inversión. Hazlo rápido y sigue con tu proyecto.

Mercado

17. Los mejores productos no se construyen en el vacío. Ganan porque se convierten en el mejor de todos los productos que compiten en el mismo sector. Encuentra tu espacio y dedícate a ser el mejor en ello. Si no hay espacio, la has cagado.

18. Trabaja en un problema que tenga una solución inmediata, y que tiene un enorme potencial de crecimiento.

19. Empezar con la buena idea es importante. Empíricamente, más tarde sólo puedes pivotar.

20. Asume que el mercado es eficiente y que las buenas ideas van a ser descubiertas por varios equipos a la vez.

21. Escoge nuevas ideas por el hecho que han sido posibles gracias a un cambio tecnológico o por algún cambio social. Súbete al carro tan rápido como puedas, y asegúrate que la tecnología está allí para hacer un producto aún mejor si hace falta.

22. Si hay alguna idea antigua que no funcionó en el pasado y no hay ningún factor social o tecnológico que la pueda hacer funcionar ahora, asume que ha fallado. (Esta es de nuevo la hipótesis de la eficiencia de mercado. Si una idea hubiera podido funcionar, hubiera funcionado. Sólo vale la pena intentarlo de nuevo si algo ha cambiado).

23. Educar un mercado que no quiere tu producto es una batalla perdida. Mantente fiel a tus ideales y visión, pero respeta las tendencias. Si crees que el mundo necesita poesía yámbica, vende hip-hop, no sonetos.

Producto

24. Tener sentido de producto lo es todo. Aprende tan rápido como puedas. Ser bueno en ventas no implica ser bueno en dirección de producto.

25. No construyas algo que ya existe. La gente no lo comprará sólo porque sea tuyo.

26. Asegúrate que sabes por qué la gente se pasará a tu producto, y por qué no van a volver atrás. No te creas a ti mismo, pon a prueba tus pensamientos a menudo.

27. Haz dos preguntas para cada característica del producto. ¿La gente comprará el producto porque tiene esta funcionalidad? ¿No lo van a comprar por el hecho que les falta esta funcionalidad? No hagas cosas si la respuesta va a ser un NO en ambas preguntas.

28. Crea un producto que la gente comprará aunque tenga dificultades, no porque no las tenga.

29. Asegúrate que tus productos dan una utilidad inmediata.

30. Aprende la diferencia sobre gente que quizás compraría tu producto sobre la que lo está solamente comentando. Implícate al 100% con los primeros, y olvídate del resto.

Marketing

31. El producto es lo primero. Si la gente quiere tu producto, el más pequeño anuncio será relevante. Si la gente no lo quiere, por mucho que inviertas en marketing nada va a cambiar.

32. Construye el marketing con el producto. Si es posible, crea el efecto Youtube (tus usuarios pueden enlazar tu asombroso contenido a su gente) y el efecto Facebook (si tus usuarios están en el producto, querrán que sus amigos también lo estén).

33. Mira “Jiro Dreams of Sushi”, y haz marketing de la miama forma. Escoge un número reducido de tareas, hazlas consistentes y mejora cada día.

34. Vuelve a evaluar la efectividad de forma diaria. Olvídate de lo que no funciona y refuerza lo que sí.

35. No adivines. Mídelo.

36. Céntrate en tus usuarios. Llamar la atención de gente que no va a comprar tu producto es una pérdida de tiempo y dinero.

37. No digas cosas si tus competidores no pueden decir lo contrario.

38. No uses malas prácticas con tus competidores. No te ayudará a vender y destruirá la buena voluntad.

39. No te tomes a la ligera las críticas. En vez de esto, úsalas para mejorar tu producto. A veces, tus peores críticos van a hacer de ti un campeón si te lo tomas en serio.

Ventas

40. Las ventas lo arreglan todo. Lo puedes hacer todo mal, pero si vendes bien tu producto no hay problema.

41. El producto es lo primero. Vender un producto que todo el mundo quiere es fácil y trae su recompensa. Vender un producto que nadie quiere es un fastidioso baile de números.

42. Se implacable cuando juegas el juego de números cuando tu producto está entre las dos frases anteriores. Inclusive si no vendes nada, puedes aprender un montón.

43. Selecciona sin piedad. Gastar tiempo con alguien que no va a comprar tu producto es el equivalente a no hacer nada.

44. Lo que entra es más fácil que lo que sale. Si es posible, crea un producto que atraiga a clientes y te pidan pagar por ello.

Desarrollo

45. La velocidad de desarrollo lo es todo.

46. Minimiza la complejidad. A mayor simplicidad del producto, más va a gustar y más rápido serás al solucionar los problemas.

47. Implanta ajustes que te den un 80% de beneficio con un 20% de trabajo.

48. Usa componentes externos siempre que puedas.

49. Usa sprints cuando desarrolles. Asegúrate que no duran más de 1 o 2 semanas.

50. Vigila con los proyectos largos. Si no puede encajar en un sprint, no lo hagas.

51. Vigila con las correcciones largas. Ídem al consejo de arriba.

52. Si debes hacer algo que no encaja en un sprint, desarrolla una estructura que te permita desarrollar y revisarlo todo tantas veces como te sea posible.

53. Trabajar en algo equivocado durante un mes es lo mismo que no hacer nada durante un mes.

Administración

54. No malgastes el tiempo buscando oficinas, contables, asesores, muebles… Asegúrate que tienes suficiente y sigue adelante.

55. Tómate tu tiempo para buscar un abogado bueno y barato. Marcará la diferencia.

Salud personal

56. Haz todo lo que puedas para que tu autoestima no esté ligada con tu startup (si fallas, lo vuelves a intentar). Haz lo mejor que puedas cada día, y luego retírate. Trabaja de forma que si el polvo te come, puedas estar orgulloso del trabajo hecho.

57. De vez en cuando, lárgate. Ve a hacer senderismo, visitar otros países, bailar, jugar al ajedrez… Cualquier cosa que te guste. Serás más feliz y los que te rodean también.

 

Copia de articulo de eureka-startups. Puedes leer más en  57 consejos para startups.

Etiquetas: